Ayer tuve la tercera corrección del proyecto, a la que no pude llevar el básico terminado, aunque sí más o menos planteado. Quiero compartir el material que presenté, así como algunos de los temas que se discutieron, con los que en unos casos estoy plenamente de acuerdo y en otros no tan convencida.

Por un lado, se hizo evidente la necesidad de reducir el número de tipos. Ciertamente al tratar de dar respuestas muy concretas a cada situación dentro de la parcela, he desarrollado 5 tipos (para 41 viviendas) cuando posiblemente consiga resolverlo con 3 (Vivienda-taller, Vivienda compartida, Vivienda individual).

Por otro lado, discutimos sobre un recurso que utilizo en los tipos, que es elevar algunas zonas 80cm, como podéis ver en la imagen inferior. Se trata de una vivienda compartida (para estudiantes o profesionales):

Se cuestionó la necesidad de dicho recurso. Lo juzgaron demasiado complicado estructuralmente, para la función que va a desempeñar. Sin embargo, mi opinión es que ese juego de niveles tiene cierto potencial:

Por una parte como mueble contenedor, que contribuye a entender los dormitorios como unidades habitacionales versátiles, haciendo posible escamotear las camas y transformar los dormitorios en estancias, funcionando casi como  apartamentos mínimos. En el caso de la zona común-cocina (intencionadamente reducida en favor de las mencionadas estancias individuales), podríamos utilizarlo para tener un par de sillones extra para cuando hagamos una fiesta, o incluso una cama de invitados, ¿por qué no?.

De otra parte, lo entiendo como estructurador espacial y elemento de transición que, además, resuelve de forma natural la siempre complicada relación de los dormitorios que dan a la galería.

Por último, al trasladar ese mismo recurso en el tipo de vivienda individual (que veis en la imagen a continuación), consigo sacar más partido a una superficie de 35 m2, al trabajar en las tres dimensiones, permitiéndonos tener una estancia única, con doble orientación, pero con una clara jerarquización de la intimidad.

El principal problema reside en tomar la decisión de resolverlo con la propia estructura de hormigón, o utilizar una estructura ligera secundaria. En el primer caso, limitaría la función misma de la pieza, que es servir de “contenedor” para ciertas piezas de mobiliario de la vivienda. Pero la superficie que elevo es demasiado grande como para resolverlo con un entarimado, lo cual hace pensar  en la posibilidad de dar una solución mixta o quizás de no utilizar ese recurso.

El tercer tipo que empleo (obviando los dos restantes) es el de Vivienda-Taller para una familia:

Y, finalmente, las plantas generales con algunas secciones y alzados:

Emplazamiento  e 1.1000

Planta Baja + Sección A  e 1.250

Planta Primera + Sección B + Alzado Plaza e 1.250

Planta Segunda + Alzado C/Alfarería  e 1.1000

El tiempo no ha jugado a mi favor y aún quedan muchas cuestiones que resolver antes de pasar a la ejecución: Estudiar las relaciones con los patios en Planta Baja, así como los volúmenes de la escuela que se elevan por encima de ésta; cubiertas, sótanos, escaleras, recorridos y materialidad. Espero poder resolver todo esto y publicarlo aquí con la mayor brevedad.

Anuncios