Archivos para el mes de: junio, 2012

Resumen del estado de trabajo en el mes de mayo_


Anuncios

1. ¿Híbrido o Condensador Social?

Edificio Hibrido de Viviendas y Centro de Salud en Pantin (Francia)/ Hamonic + Masson

Tomo prestada esta pregunta planteada por Aurora Fernández Per en la publicación A+T/ Hybrids para describir mi modelo de proyecto. En el citado artículo se describen sendos tipos, aclarando sus diferencias.

El condensador social es un tipo de edificio que surgió en la Unión Soviética para responder a la acuciante necesidad de vivienda. En él se incluían todos los usos que la comunidad pudiera necesitar, y estos estaban reservados para ella, fomentando un sistema aislado de su entorno.

El híbrido, sin embargo, surge bajo condiciones muy distintas, donde la liberalización del suelo impone desarrollos en altura y obliga a empaquetar multitud de usos para rentabilizar el proyecto. En cambio, se presenta como un tipo abierto a la ciudad, que fomenta la dinamización y la interacción social, mezclando usos públicos y privados.

Las características de ambos las sintetiza su autora en los siguientes puntos:

Edificio HÍBRIDO_

– Diversidad de usos

– Diferentes iniciativas

– Inserción adaptada de la trama urbana

– Utilización pública

CONDENSADOR SOCIAL_

– Edificios residenciales con un programa de servicios asociado a las viviendas

– Iniciativa pública

– Cuentan con una situación aislada en la trama urbana

– Suponen la utilización exclusiva del programa de servicios por parte de los residentes

La introducción de estos dos tipos me sirve para posicionarme en un punto ajeno, aunque tangencial, a ambos. El proyecto que estoy planteando no es un tipo exportable: se trata de una intervención local y específica, que pretende suturar un vacío que desestructura una manzana del Casco Histórico de Triana.

Aúno las dos parcelas que componían el vacío, en una sola intervención que permita permeabilizar y estructurar la manzana. Y planteo una intervención de sutura a través de usos que potencien y vertebren la actividad artesanal de la zona: Escuela de artesanías, Talleres, Alojamientos temporales para artesanos (o para los que no lo son), Espacios de exposición y venta, Salas polivalentes. En definitiva, intento adaptarme al tejido urbano: complejo, múltiple. Y trato de evitar, así, una intervención fuera de escala que resultaría de la aplicación de un uso único (especialmente el de vivienda, habida cuenta de la promoción de 120 viviendas de VPO recientemente construida en la parcela colindante).

2. ¿Por qué una escuela con alojamientos para artesanos?

Porque la degradación de la actividad artesana que está sufriendo el área de Triana precisa de intervenciones urbanas lo suficientemente contundentes como para reactivar el sector. A raíz de las iniciativas públicas de incentivación y la creación de centros como el museo de la cerámica, parece que la ciudad vuelve a demandar espacios que sean detonantes de la actividad y que ayuden a mantenerla en el tiempo. Un centro que combine enseñanza y habitar, contribuiría a generar un nuevo foco de la actividad en la zona.

3. ¿Qué ventajas tiene que los dos usos estén unidos?

Es precisamente la sinergia de los dos usos donde considero que reside el potencial del proyecto como posible detonante de la actividad artesana. La idea del proyecto surge de la inquietud por el devenir de la actividad artesana, tan influyente en  este área de la ciudad, de la necesidad de buscar herramientas para reactivar un oficio legítimo, arraigado y valioso para la cultura local.

Me interesaba también estudiar el fenómeno de la transformación de los centros urbanos, el desplazamiento de los moradores originarios, la capitalización del suelo y la forma en la que se usa la nueva ciudad, principalmente basada en el consumo. La introducción de usos mixtos, que en este caso combinan enseñanza, práctica profesional y habitar, creo que es clave para atraer nuevas formas de uso, y con ello, un potencial generador de conocimiento y no únicamente consumidor de ciudad.

Pensar un edificio de viviendas para artesanos hoy en día resulta poco creíble ya que no existe una demanda tan específica. Sin embargo, al combinarlas con una escuela de artesanía se genera un proceso de retroalimentación: la escuela atraerá a artesanos, principalmente jóvenes, de residencia temporal; y a su vez las personas que desarrollen la actividad artesana por cuenta propia, podrán encontrar en estas viviendas, un entorno estimulante y unas instalaciones apropiadas para su trabajo.

El combinar distintos usos remite a cuestiones como los horarios/ritmos de la ciudad, o la identidad. y permite imaginar nuevas posibilidades para el barrio: un espacio creativo de 24 horas, actividades culturales nocturnas, ferias de artesanía, etc.

4. ¿Qué limitaciones tiene esta combinación de usos?

Si bien es cierto que la mixticidad de funciones puede generar nuevas formas de uso del espacio, es importante a su vez que los usos no se limiten ni condicionen mutuamente, y es la búsqueda de esta flexibilidad la principal dificultad del proyecto.

Tomando como principio dicha flexibilidad de uso, se ha buscado mantener la independencia de las viviendas en cuanto a los recorridos y los accesos. El trasladar la cota residencial a la planta primera permite liberar la cota cero de conflictos de propiedad, y poder abrir el nuevo entorno artesano a la ciudad.

Se busca generar espacios libres diversos: patios, terrazas, galerías, etc., jugando con sus distintas cualidades: escala, usos, grado de intimidad, sombras, materialidad…