Archivos para la categoría: normativa

Sobre la elección del sistema estructural

Llevo tiempo queriendo comenzar a introducir aspectos de la ejecución en el blog, ya que creo que todos nos encontramos con las mismas dudas a la hora de abordarla. Empezaré por la elección del sistema estructural.

Antes de nada, conviene precisar que, dada la magnitud del proyecto que estoy desarrollando, para los cálculos de ejecución me centraré en una parte del mismo: el bloque central, que alberga uso residencial (viviendas individuales de carácter temporal) y talleres relacionados con la escuela; la pieza de cafetería+terraza de lectura y el patio de actividades.

Las opciones a la hora de elegir la estructura son muy variadas y a veces no tenemos claras las prioridades de los condicionantes. En ese sentido me ha resultado útil un documento elaborado por Laura Miquel López, donde hace un estudio comparativo de distintos tipos de forjado, teniendo en cuenta los factores económico, social y ambiental. Aquí os lo dejo: Estudio comparativo de tipologías de forjados.

En mi caso los condicionantes eran los siguientes:

-Accesibilidad limitada (Casco Histórico Triana)

-Geometría irregular

-Variabilidad de luces debido a las distintas funciones albergadas (5 y 7.5 para viviendas y talleres, y hasta 10 metros en la escuela).

Mi proyecto, aunque definido por cuerpos independientes (volumétrica y programáticamente) mantiene la base común del sótano, lo cual será un fuerte condicionante para la estructura. Asumí las limitaciones que impone el sótano por considerarlo absolutamente necesario, dado el uso de carácter público que estamos implantando, que acogerá eventos como seminarios, convenciones, proyecciones al aire libre o incluso ferias de artesanía,  y teniendo en cuenta la escasez de aparcamientos en el entorno.

Sistema estructural_

Teniendo en cuenta los condicionantes y características de la obra, he optado por forjado reticular de hormigón y pilares de hormigón in situ, que resulta más flexible y adaptable a la geometría y variabilidad de requerimientos. El empleo de estructuras de acero tiene numerosas ventajas: rápida puesta en obra, montaje más seguro, menor impacto ambiental, posibilidad de futuro “desmontaje”,…Sin embargo he descartado esta opción en mi proyecto dado que se trata de una parcela irregular entre medianeras, en una zona muy consolidada, donde la prefabricación encuentra limitaciones a una suficiente seriación dadas las particularidades de lugar. En este sentido la obra “in situ” frente a la prefabricada resulta adecuada ya que permite trabajar al día, con menos requerimientos de espacio de acopio de material, y con más flexibilidad para adaptaciones o posibles cambios. Tiene claras ventajas en relación al comportamiento frente al fuego, y proporciona buenas prestaciones de aislamiento térmico y acústico.

Modulación_

He elegido una retícula de 2.5 x 2.5m, que me permite trabajar con las luces de 5, 7.5 y 10m. Elegí este módulo por su flexibilidad, y con el condicionante inicial del aparcamiento. Con las distintas combinaciones de este módulo resolvemos todos los tipos de usos que demanda el proyecto:

Normativa_

Dado que he decidido optar por estructura de hormigón, la normas que tendré que tener en cuenta son:

1. CTE: Los documentos de Seguridad Estructural, Acciones de la edificación y Cimientos.

2. EHE 08: El enlace que os dejo es una versión del documento con comentarios, que resulta bastante práctica. En este sentido, otro documento que viene bien para tener una idea general del contenido de la EHE es éste.

Predimensionado_

Tras un primer predimensionado obtuve los siguientes resultados:

Pilares: 38 x 38 cm

Canto de forjado: 35 cm

Capa de compresión: 7 cm

Separación entre nervios: 80 cm

Ancho de nervios: 12 cm

Ábacos: 1.125 m

Cálculo estructural_

Con estos datos desarrollé el cálculo de la estructura con la herramienta Cypecad, de CYPE Ingenieros. Os dejo algunos manuales en pdf que pueden resultaros útiles:

Éste es un manual breve donde explica todo el proceso de cálculo a través del ejemplo de una estructura de forjado unidireccional, pero igualmente válido para guiaros con otros tipos de estructura.

Éste otro es una concisa recopilación de consejos prácticos para la toma de decisiones con el programa.

En las próximas entradas iré subiendo los resultados de los cálculos y el trabajo que vaya desarrollando.

Anuncios

Notas sobre la calle y sus límites

«Porosa como esta roca es la arquitectura. Edificio y acción se enredan en sus patios, arcadas y escaleras. En todo se preserva el margen que les permite devenir el teatro de las nuevas constelaciones imprevistas. Se evita lo definitivo, la marca. Ninguna situación aparece prevista para durar para siempre, ninguna figura afirma: ‘así y no de otra manera». Walter Benjamin, descripción de Nápoles.

Semiprivado, semipúblico. Son conceptos que aún hoy en día se siguen cuestionando y repensando. Los límites entre lo privado y público son difusos y sensibles, y constituyen un ámbito verdaderamente interesante en cuanto a los modos de ocupación y uso. Es en esa espontaneidad e imprevisibilidad de la que nos habla W. Benjamin donde residen su valor e interés.

Aunque resulte difícil caracterizar  los espacios privado/semiprivado/semipúblico/público, creo que es importante detectarlos para poder trabajarlos en el proyecto y conseguir estimular su uso. Por ello, dentro del contexto de mi estudio (Sevilla, corrales de vecinos y de artesanos) y en función de los parámetros de accesibilidad/uso, los entiendo como:

Espacio Privado – acceso restringido a único propietario. Vivienda.

Espacio Semiprivado – acceso y uso compartido entre co-propietarios. Extensión de la vivienda. Patio de vecinos.

Espacio Semipúblico – uso público controlado por propietarios. Extensión de la calle que eventualmente puede cerrarse. Patio de Artesanos.

Espacio Público – uso público libre, controlado por administración pública (en ocasiones puede tener horarios limitados, como algunos parques y jardines públicos). Calle, plaza, etc.

En cuanto al ámbito semiprivado, ya se ha mencionado previamente cómo el tratamiento del espacio previo a la vivienda puede cambiar radicalmente la vida de esos lugares comunes. Hertzberger lo demostraba en sus residencias para estudiantes y para ancianos, donde “el pasillo” y “la entrada” consituían nodos de encuentro y sociabilidad. En Triana, los patios de los corrales y casas de vecinos actúan como colchón entre la vivienda y la calle, constituyendo un magnífico ejemplo de espacio semiprivado, con un claro límite físico, pero con contacto visual directo con la calle. En estos casos, el patio era el escenario de los encuentros sociales, y generaba una identidad entre las personas que compartían el corral. Ése sigue siendo el objetivo de la vivienda colectiva actual, aunque cada vez se trabaja menos este factor, y por tanto, funciona peor la colectividad.

En los corrales de artesanos se repite el fenómeno de la “identidad común”, pero en este caso se llega a ella desde el oficio. Pasamos aquí al ámbito semipúblico, donde el uso productivo (combinando en ocasiones trabajo+exposición+venta) atrae y permite el acceso a un público ajeno al enclave. En los ejemplos estudiados en Sevilla, el contacto con el exterior es menos sutil: durante el día la puerta permanece abierta, prolongándose la calle hacia el interior; fuera de las horas de trabajo, ésta se cierra y el espacio interior queda desierto y aislado. En la siguiente imagen vemos tres corrales de artesanos con sus correspondientes accesos.

Precisamente debido a la limitada franja horaria de uso en estos espacios, la vivienda-taller, aparece como una respuesta interesante, generadora de nuevas situaciones, y la estudiaremos más adelante.

En cuanto al Espacio Público en Triana, resulta llamativa la falta de plazas y parques, existiendo en el entorno de nuestro proyecto tan sólo dos paseos peatonales (San Jacinto y el Paseo de Nuestra Señora de la O), y dos plazas. A continuación expongo un estudio de usos a nivel de calle en un radio de 300 m en torno a mi parcela:

Como se puede observar, la oferta comercial es amplia, contando con comercios de todo tipo accesibles a 5 minutos a pie. Menos presentes están las dotaciones y servicios, con una deficiencia de centros de salud y de ocio. Cabe destacar que el espacio libre adyacente a la parcela (clasificado con “?” en el estudio de arriba) está calificado como Espacio Público, y sin embargo la semana pasada fue vallado -según los vecinos, porque se le estaba dando un “mal uso”-, teniendo ahora acceso sólo los residentes del edificio, lo cual lo deja en una situación más que cuestionable.

Ficha del Plan Especial de Protección de Triana para el sector UE-TR-1 (parcela colindante a la nuestra),
donde se especifica que el espacio interior es un "Espacio Libre Público".
Espacio Libre Público vallado y cerrado.

Continuando con el uso de los espacios libres, resulta llamativo el aséptico tratamiento de éstos en algunos casos (especialmente en el Espacio Libre de la imagen superior). Se echan en falta fuentes para beber, asientos, umbráculos, etc.

La famosa cita de Rem Koolhaas «Donde no hay nada, todo es posible. Donde hay arquitectura, nada (más) es posible» serviría como antítesis a la postura de Benjamin, y da pie a cuestionarse qué es lo que hace que las situaciones “sean posibles”. Hertzberger, en el libro ya mencionado con anterioridad “Lessons for Students in Architecture”, ilustra cómo los espacios públicos funcionan mejor y se usan más cuando se le da al ciudadano la oportunidad, a través de un primer paso o una “insinuación”, de desarrollar o construir el espacio con su uso -en vez de ofrecer el plano vacío o un espacio excesivamente concreto-.

Calle en Buenos Aires / Plaza elevada del Metropol Parasol

En la imagen de arriba se enfrentan dos situaciones con las que pretendo poner de manifiesto cuán distinto puede ser el uso de los espacios públicos dependiendo de las oportunidades que se le den al ciudadano. En la imagen de la izquierda, el simple gesto del acerado elevado en una calle cualquiera (normalmente entendido como lugar de tránsito) genera un uso inesperado como asiento o apoyo, invitando a la pausa; frente a esto, un espacio significativo y que debería tener vocación de estancia, como es la “plaza elevada” del Metropol Parasol de Sevilla, está tan absolutamente desnudo que no permite al usuario estar, sino únicamente transitar. Y tengo la convicción de que cuando un espacio público no funciona, no es por falta de iniciativa ciudadana.

Existen muchas formas de incentivar el uso de un espacio público. Algo tan simple como la utilización de bloques huecos de hormigón en vez de un parapeto convencional, da lugar a usos y apoderamientos distintos de ese límite. La teoría que se mantiene en el citado libro es que aquellos a los que les gusten las plantas y las macetas, siempre encontrarán soluciones propias, pero el hecho de que estos bloques parezcan “inacabados” por sí solos, sugieren al usuario intervenir para completar el aspecto final.

Escuela Montessori (Delft)/ Centro para mayores De Drie Hoven (Hertzberger)

Como último ejemplo a tener en cuenta, me gustaría señalar el uso de un mobiliario urbano versátil que hace el mismo arquitecto en la plaza de Vredenburg en Utrecht, donde las jardineras de los árboles se diseñan de forma que sirvan como banco para sentarse, y a su vez están dispuestas en base a la medida de los puestecillos del mercado que tiene lugar allí cada semana, de forma que se organiza el espacio de tránsito y de venta, y además se utilizan estos puntos como espacio auxiliar para la exposición de productos.

Condicionantes: parcela y usos

Hace unos días detectamos algunos errores (unos de parcelario y otros de concepto) en cuanto al área de intervención. Así, parece que existe una porción de parcela trasera que corresponde a la nuestra original; además agregaremos la parcela n.40 (que da a C/Pagés del Corro) y por último, tenemos el condicionante añadido de que el espacio libre de la nueva edificación aledaña resulta no ser un espacio comunitario de las viviendas, sino una plaza pública trazada dentro del PERI-TR-3. Gráficamente el resultado sería como sigue:

Respecto a edificación y usos tenemos:

  • 3 Plantas (B+2) de altura.
  • Solar entre medianeras; Fachadas a C/Alfarería, C/Pagés del Corro y Espacio Público colindante
  • Uso Pormenorizado: Vivienda Plurifamiliar.
  • Usos Compatibles: (Normas Urbanísticas Particulares. Título XII. Capítulo II. Art. 12.2.25 Condiciones Particulares de Uso)

1.a. Talleres Artesanales

3. Servicios Terciarios: a. Comercio (en PB), d. Recreativo y Espectáculos Públicos (en PB y P1)

4. Equipamientos y Servicios Públicos. Todas las clases y tipos, salvo las tipologías de instalaciones deportivas singulares y grandes centros hospitalarios. /Centro de Artesanías

La parcela elegida para el proyecto se halla en el Casco Antiguo de Triana, y por ello la Normativa de aplicación serán el PGOU de 2006 y el Plan Especial de Protección de Triana de 1998. Asimismo, atenderemos a las consideraciones que se estiman en el Estudio Arqueológico realizado en el solar, y recogido en el documento “Actividad Arqueológica Preventiva en Calle Alfarería n.39 de Sevilla. Excavación Arqueológica en extensión” (Dirección: Almudena Melo, Subdirección: Manuel Vera).

1. Del PGOU 2006 tendremos en cuenta:

a. Normas Urbanísticas Generales -> Título X: Normas de protección del Patrimonio Histórico, Arquitectónico y Arqueológico -> Capítulo V: Normativa de Protección del Patrimonio Arqueológico.

b. Normas Urbanísticas Particulares -> Título XII: Condiciones particulares de las distintas zonas de ordenanza del Suelo Urbano -> Capítulo II: Condiciones particulares de la ordenación del Centro Histórico.

c. Planos de Información:

El PGOU de 2006 todavía registra nuestra parcela como de uso Dotacional, con edificación de una planta de altura, de más de 100 años y con patologías exteriores. Entendemos que hace referencia al antiguo Mercado Provisional (inexistente hoy en día) aunque resulta confuso el dato de la edad de la edificación que, en la fecha de redacción del PGOU, de no haber sido eliminado del todo (el actual Mercado ya estaba inaugurado) sería de 5 a 15 años.

d. Plano de Ordenación Pormenorizada:

El PGOU confiere uso residencial a nuestro solar, en el que se planea construir 49 viviendas, local, semisótano, y sótano de aparcamientos y trasteros. La existencia de cautela arqueológica de Grado de Protección I, motivó la intervención de las actividades arqueológicas.

2. Del PEP de 1998 tendremos en cuenta:

Como se puede apreciar, dado que el PEP data de 1998, fecha en la que se traslada el Mercado de Triana a nuestro solar, a la parcela se le asigna uso Terciario Comercial. Además, en cuanto a la Catalogación de las edificaciones, pasa de Protección Ambiental (1981) a ser descatalogada en 1987.

3. Estudio Arqueológico:

Los trabajos arqueológicos inician el 21 de Junio de 2007, aunque la Actividad Arqueológica Preventiva comenzó días antes, con la retirada de un relleno de 1m de espesor que ocupaba todo el solar desde que se construyó el Mercado provisional de Triana.

El informe recoge una exhaustiva descripción de Unidades Estratigráficas (hasta 1596 UE), dejando constancia de cada uno de los restos arqueológicos hallados en un registro hasta cota -3.50m.

Los hallazgos más relevantes fueron seis hornos cerámicos, casi todos en un estado de conservación pésimo (en gran parte, por culpa de la obra del mercado, que eliminaron las cámaras de cocción de los hornos y sus correspondientes cubiertas), cuya distribución se puede ver a continuación.

Asimismo, se conservaban restos de suelo empedrado (imagen inferior), que habría podido tener cierto interés conservar e integrar en el proyecto, pero que con la intervención ha sido eliminado.

La siguiente fotografía la tomé personalmente en marzo de este año desde la cubierta del edificio colindante, y muestra el estado actual del solar.

Determinante resulta la Valoración Final del documento de estudio. En ella se recoge la opinión personal de la Dirección de la actividad, que argumenta que, a la vista del tipo, edad, y estado de conservación de los restos hallados, carecen de relevancia suficiente como para desarrollar una propuesta de conservación.